Harry Bosch #8: Ciudad de huesos


Tenía muchas ganas de llegar a esta novela de Harry Bosch. La historia titulada como Ciudad de huesos fue la elegida por Eric Overmyer y Michael Connelly para ser el primer caso principal de la serie que adapta los libros del detective. Francamente, me esperaba una aventura explosiva que enganche espectadores, pero City of bones no es una investigación precisamente vertiginosa y sí una de las que mejor muestra la psicología de Harry junto a El último coyote o Más oscuro que la noche.
"A ella se le escapaba una verdad que Bosch conocía desde mucho tiempo atrás: que el verdadero mal nunca puede extirparse del mundo. A lo sumo, uno podía chapotear en las oscuras aguas con dos cubos agujereados en las manos"
La tarde de Año Nuevo comienza con Bosch de guardia telefónica en su coche. Y una de tantas llamadas rutinarias le lleva a la casa de un señor cuyo perro ha encontrado un hueso, identificado como resto humano por el dueño, un médico ya jubilado. Al dar con los demás vestigios, Harry comprueba que son huesos de niño y muy antiguos. Y aquí empiezan los problemas porque cuando la Teniente Billets le da vía libre para investigarlo también le deja claro las complicaciones que entrañan un caso como este: son difícil de resolver, se alargan y agotan al personal.

Ciudad de huesos pone a prueba la integridad de Harry respecto a su principio fundamental de "cuentan todos o no cuenta nadie". A medida que pasan los días, se suceden conflictos que alejan al detective de lo que entiende por una investigación apropiada y se conocen detalles de la biografía de la víctima que desestabilizan emocionalmente tanto a Bosch como a Edgar, especialmente afectado por su condición de padre en un caso donde la víctima es un niño. El hallazgo de estos rastros también es una mirada hacia el pasado de la familia, obligada a desenterrar recuerdos de hace muchos años. Michael Connelly recupera con esta historia la tradición de los personajes rotos: unos se construyeron una vida nueva para olvidar y otros se ahogaron en la culpa o la pena.
"En cada crimen está la historia de una ciudad"
Al principio del texto me refería a que este título es uno de los que mejor muestra la psicología de Hyeronimus. Le vemos afrontar una víctima que parece que no cuenta, una investigación que parece no avanzar por injerencias de compañeros y un Departamento de Policía empeñado en sus habituales juegos de relaciones públicas. Incluso el subdirector Irvin Irving trata de hacer sentir culpable al detective Bosch diciéndole que cree que es un "imán de mierda; personalmente encuentro desagradable el término, pero el sentido es que parece que las cosas siempre les ocurren a esos agentes en particular. Cosas malas. Repetidamente. Siempre".

Por cuestiones como esta última insinuación de Irving, creo que es un libro que se disfruta más si se está familiarizado con el detective y sus anteriores desavenencias con el LAPD. Y también se apreciará mejor el valor de las decisiones de Harry Bosch para librarse de la enésima roca que le impide salir a la superficie.

La importancia de lo que sucede en Ciudad de huesos también inspiró la primera entrevista de Michael Connelly a Harry Bosch. Si no has leído el libro, déjalo aquí para no estropearte sorpresas; si lo has leído, sigue después de la ficha técnica.

Harry Bosch #1: El eco negro
Harry Bosch #2: Hielo negro
Harry Bosch #3: La rubia de hormigón
Harry Bosch #4: El último coyote
Harry Bosch #5: Pasaje al paraíso
Harry Bosch #6: El vuelo del ángel
Harry Bosch #7: Más oscuro que la noche

Ficha ténica
Título: Ciudad de huesos
Autor: Michael Connelly
Traducción: Javier Guerrero
Editorial: Ediciones B
Páginas: 442
Año: 2002












La página web de Michael Connelly no es un prodigio visual, pero tiene cosas interesantes. Por ejemplo, este diccionario de siglas del trabajo policial utilizadas en los libros. Aunque lo que nos interesa hoy está en el apartado de City of bones, donde vemos la entrevista que el autor Michael Connelly hizo al detective Harry Bosch. Puedes leer la entrevista íntegra en la web, aquí dejo unos destacados.

Sobre su salida del Departamento de Policía de Los Ángeles
"No definiría lo que ha pasado como una rendición. [...] Mira, siempre he dicho que cuentan todos o no cuenta nadie. Elijo lo primero, todos cuentan. Esto va tanto para un niño en la montaña como para cada persona que murió en el 11-S. Nunca he tenido problemas para mantener los ojos en la presa, ni en este caso ni en ninguno anterior"
"Ha terminado mi carrera en el LAPD, pero no he terminado todavía. No me he dado por vencido. Haya trabajado más el caso en mí que yo en él, miré este caso como uno en el que abrí los ojos y me di cuenta de que no necesitaba todo esto nunca más: la institución y las cosas que pensaba que necesitaba, en realidad eran lo que me lastraban. Pensaba que no podía cumplir mi misión sin ser policía, pero ya no pienso así" 
MC: Entonces, ¿qué vas a hacer? ¿ponerte una máscara y una capa y sentarte en los tejados por la noche o algo así?
HB: Muy divertido. Pensé que esto iba a ser una conversación seria. Si usted quiere risas, ¿por qué no baja la calle hasta el Improv?
Sobre su futuro
"No hay planes. Simplemente pasará. Cuando me fui del Departamento me llevé suficientes archivos para mantenerme ocupado. [...] Cada vez que alguien se escapa, ese caso te persigue. Es la naturaleza de la misión. Has defraudado a los muertos y ahora ellos te persiguen"
MC: De modo que no hemos oído hablar por última vez de Harry Bosch.
HB: Espero que no.
MC: Permita preguntarle esto, ¿has solicitado al Estado de California la licencia de investigador privado?
HB: Sí, pero eso es sólo una parte de la rutina. Todos los policías que conozco que han dejado la placa también han solicitado la licencia. No significa que saldrá nada de ahí. Es solo una especie de ayuda a la transición de insider a outsider.
Sobre su personalidad como policía
MC: Siempre me pareciste un outsider incluso cuando eras insider.
HB: Probablemente lo era. El Departamento, para mí, era un medio para un fin. Siempre sentí que estaba en el LAPD, pero no era parte de él. Había algo que quería hacer y durante años pensé que estar en el Departamento era la única manera de hacerlo. Ahora estoy mirando a otro medio para llegar al mismo fin.
Sobre Los Ángeles
"No creo que vaya a salir de aquí. Este es mi sitio, no quiero ir a ningún otro. Probablemente no sabría qué hacer en otro sitio"
"Es mi hogar, ya sabes. He visto muchas cosas vaya en este ciudad. El bien y el mal, pero tendría que decir que en su mayoría he visto el mal, es la naturaleza de lo que hacía para ganarme la vida. Pero lo mejor de este lugar es que siempre está tan cerca de ser algo bueno. Así que supongo que la esencia que siento es la esperanza. Deseo, todos deseamos, un mañana mejor y sabemos que es posible. La realidad, sin embargo, es que habitualmente todo va mal. La derrota arrebatada a las manos de la victoria, o como se diga.
MC: Eso es cínico, ¿no?
HB: Sí, pero yo soy policía.
MC: Era.
HB: Cierto, lo era"

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sociedad Negra, de Andreu Martín

Harry Bosch #6: El vuelo del ángel

Kenzie y Gennaro #4: Desapareció una noche