Vivir de noche, un noir de Ben Affleck

Vivir de noche define las dos caras de Ben Affleck. El director/guionista/actor vuelve a estrenar una adaptación de Dennis Lehane, aunque sin las críticas tan elogiosas de Adiós, pequeña, adiós. Sin embargo, como entusiasta del autor y admirador del cineasta no quise desaprovechar la oportunidad de ver en pantalla grande esta visita al género negro clásico. Además, una cosa que me gusta de Affleck como guionista es que no calca el libro y trata de hacer una historia propia respetando los conflictos a pesar de mover los personajes de forma distinta.

La obra homenajea al noir clásico de gánsters de la Prohibición, la edad dorada del crimen organizado. Joe Coughlin es un delincuente que rehúsa ser considerado un gánster y reniega de la violencia criminal, asqueado por su experiencia en la guerra, pero sus principios se erosionan a medida que se adentra en el contrabando de alcohol. Igual que en la historia original, el protagonista que Affleck interpreta sufre problemas de identidad en torno a lo que es y quiere ser, y ahí debería estar la principal virtud de Vivir de noche, pero ahí es donde más saltan las costuras en el trabajo de Ben.

  • Affleck director. Todo cuidadísimo: gran ambientación, notable historia y ritmo para contarla, grandes planos y realización. Y lo mismo para las escenas más dramáticas como para las más violentas.
  • Affleck actor. No comparto que sea el peor actor vivo de Hollywood, me gustó en las recientes The Town, Argo o Batman v. Superman. Pero aquí resulta especialmente un lastre. Cuando está callado y quiere ser distante o hierático, resulta muy inexpresivo. Es el gran fallo de Live by night.

Una vez más, el Ben director salva la cuestión con un muy buen reparto formado por interpretes como Brendan Gleeson, Zoe Saldana, Sienna Miller, o Chris Messina. Éste además exhibe un compromiso total engordando MUCHOS kilos para ser Dion Bartolo, mano derecha de Joe Coughlin.

En cualquier caso, el conjunto de esta obra sobre el lado oscuro del sueño americano me parece una película muy recomendable. Affleck ya había tratado el género con el policíaco Adiós, pequeña adiós y la peli de atracos The Town, con esta producción se acerca al cine negro clásico que evoca a las tragedias de Shakespeare.

Para leer sobre la novela, haz click en la portada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

American Crime Story: The people v. Marcia Clark

Kenzie y Gennaro #5: Plegarias en la noche

La entrega, un Dennis Lehane navideño